¿Sabes como reducir la huella ambiental a través de lo que comes?

0
97

¡Saca al metano de tu plato!

Las personas pueden actuar hoy para reducir inmediatamente las emisiones de carbono de los alimentos que consumen al elegir opciones a base de plantas que generen menos emisiones de metano; por ejemplo, el uso de margarinas a base de plantas en lugar de mantequilla láctea ahorra 70% de las emisiones de carbono[1].

Después de la decisión histórica de esta semana en la COP26 sobre la reducción de las emisiones de metano en 30%, es importante analizar las fuentes de dichas emisiones. Se proporcionaron detalles mínimos sobre la reducción del metano proveniente del sector alimentario, aunque 44% de las emisiones de metano ocasionadas por el hombre, a nivel mundial, provienen de la ganadería.[2] Por lo tanto, es vital que comprendamos lo que ponemos en nuestro plato y como nuestras decisiones de compra pueden afectar al planeta.

Al observar las diferentes categorías de alimentos como lácteos, carne, y huevos, los estudios muestran que éstos representan 83% de las emisiones de gases de efecto invernadero de la dieta promedio de la UE[3]. Mientras que únicamente se genera un 17% de alimentos a base de plantas[4].

Upfield, el productor número uno de margarinas, quesos, cremas, mantequillas, y untables a base de plantas en todo el mundo, incluyendo a la marca mundialmente conocida Violife, buscando revolucionar en la categoría y ofrecer la mejor y más deliciosa alternativa vegetal al queso, no sólo para veganos, sino para todo tipo de público. Respondiendo con ello a una tendencia global que exige alimentos más saludables, ricas en beneficios nutrimentales y realmente respetuosos con el planeta yrecientemente lanzada en México.

La reconocida marca Primavera, le está mostrando a las personas cómo reducir el impacto ambiental al incluir alimentos basados en plantas en su día a día y que impacta positivamente a la disminución en la tala de árboles para facilitar el cultivo de granos destinados a la ganadería.

Los cambios más fáciles que las personas pueden hacer para ayudar en la reducción de carbono son utilizar alternativas a base de plantas, en lugar de mantequilla láctea, para su pan tostado o usar queso vegano en una pizza, lo cual es mucho mejor para el medio ambiente a diferencia de sus homólogos lácteos.

Un estudio encontró que, por cada kilogramo de producto, la “media promedio” de CO2 equivalente para los productos para untar a base de plantas era de 3.3 kg, en comparación con los sorprendentes 12.1 kg de los productos lácteos, una triplicación[5].

Esto se debe a las potentes emisiones de metano que produce la ganadería en la fabricación de mantequilla láctea, a través de “emisiones entéricas”,que muestran en estudios que la producción de alimentos de origen vegetal disminuye en un 50% la utilización de agua, ocupa solo 1/3 de tierra y genera 70% menos dióxido de carbono en comparación con la producción de alimentos de origen animal,

Sin embargo, el dióxido de carbono regularmente recibe mala publicidad. El metano es aproximadamente 80 veces más poderoso que su socio de gases de efecto invernadero cuando se trata de atrapar el calor y es responsable del 25% del calentamiento actual debido a la acción humana[6].

La industria de los lácteos es uno de los mayores infractores cuando se analiza la producción de metano. La fabricación de mantequilla es tres veces y media más intensivo en carbono, además del uso intensivo de tierra y agua en comparación con la fabricación de productos para untar a base de plantas, según el estudio de Upfield[2].

Sally Smith, Directora global de sustentabilidad en Upfield, dijo: “Es un gran avance ver que se plantea y aborda el tema del metano en la COP26. El metano es un gran contribuyente cuando se trata del calentamiento global, por lo que es importante tratar de reducir la cantidad que emitimos como población global. Esto significa revisar todas las fuentes de metano, incluyendo a la ganadería.

Para lograr los objetivos de emisiones diseñados para limitar el calentamiento global a 1.5° para 2050, es necesario que exista una transformación fundamental de nuestro sistema alimentario. Especialmente en los países occidentales, donde actualmente se depende demasiado de la carne y de los lácteos.

En Upfield, es nuestra responsabilidad comprender y actuar para abordar el impacto de nuestros productos a base de plantas en el medio ambiente. Estamos enfocados en enfrentar nuestro impacto; sin embargo, como industria alimentaria, tenemos una clara oportunidad de impulsar un cambio sistémico más rápido al ayudar a las personas a elegir dietas que reduzcan nuestra ingesta de carnes y lácteos.”

Dieter Holtz, CEO de Upfield North LatAm, expresó: La posibilidad de reducir de manera paulatina las emisiones en beneficio del planeta debido al anuncio sobre el metano COP26, es sin duda un gran paso, sin embargo, esto no significa que hemos concluido con el cometido. Esto es solamente el inicio o la apertura para hacer consciencia y fungir como piezas de apoyo que encaminen a la industria de alimentos y sus sistemas a elegir procesos mucho más amigables, al mismo tiempo que sensibilizan o educan a nuestros consumidores para elegir los productos que llevan a casa con consciencia sostenible.

[1] https://www.edf.org/climate/methane-crucial-opportunity-climate-fight

[2] https://upfield.com/purpose/better-planet/climate-action/

[3] https://upfield.com/purpose/better-planet/climate-action/

[4] FAO “By the numbers: GHG emissions by livestock”: https://www.fao.org/news/story/en/item/197623/icode/

[5] https://ourworldindata.org/environmental-impacts-of-food#the-carbon-footprint-of-eu-diets-where-do-emissions-come-from

[6] https://ourworldindata.org/environmental-impacts-of-food#the-carbon-footprint-of-eu-diets-where-do-emissions-come-from

[7] Con base en el análisis de 212 untables a base de plantas y margarinas a lo largo de 21 mercados europeos y norteamericanos, y 21 mantequillas lácteas

Comentarios Facebook