Tokio 2020: gloria para todos…el espíritu olímpico

0
266

Los Juegos Olímpicos de Tokio unieron a millones de personas en torno al deporte. Podemos entender su poderoso mensaje cuando eventos emocionales contribuyeron a construir una mejor humanidad.

Los Juegos de Verano de Tokio 2020 demostraron solidaridad, sinceridad, amistad,
valentía y paz. Scribd, la suscripción de lectura que ofrece acceso a los mejores libros
electrónicos, audiolibros, documentos y más, presenta muchos títulos que muestran
estas cualidades, como Los Juegos Olímpicos, que te ayudarán a comprender su
historia.

¿Crees que todos los seres humanos deberían aprender los valores que representa el
espíritu deportivo? Veamos cómo los atletas olímpicos los han convertido en un
estilo de vida, dentro y fuera de las competiciones:

Simone Biles – Honestidad
La gimnasta estadounidense sorprendió al mundo al tomarse un descanso de los
Juegos de Tokio. Ella quería concentrarse en su salud mental, porque su tía falleció
inesperadamente durante los Juegos Olímpicos de Verano y necesitaba apoyo
profesional para superar esta dura pérdida.

Cuando la estrella de la gimnasia se recuperó, tuvo un regreso triunfal: Biles ganó la
medalla de bronce en la final femenina. “Significa más que todos las medallas de
oro”. La gimnasta artística ha obtenido siete medallas en el evento polideportivo
internacional. Podrías leer Sin miedo a volar para saber más sobre Simone Biles.

Sifan Hassan – Determinación
La atleta holandesa demostró tener un gran espíritu deportivo. Obtuvo una medalla
de oro en el evento femenino de atletismo de 5.000 metros, pero antes de este
increíble momento en su carrera olímpica, Hassan tuvo una recuperación
sorprendente en la última vuelta de la carrera. Tras sufrir una caída, la holandesa
terminó la competencia en primer lugar. ¡Un ejemplo de jamás darse por vencido!

Gianmarco Tamberi and Mutaz Barshim – Respeto

Probablemente, el mejor momento de Tokio 2020. La medalla de oro olímpica en
salto de altura masculino fue compartida entre el italiano Gianmarco Tamberi y el
catarí Mutaz Barshim. Ambos establecieron el récord de 2,37 metros en el evento y
pidieron a los oficiales compartir la medalla de oro. Después de eso, los dos atletas
fueron capturados en video cuando se abrazaron y comenzaron una celebración
mágica en el Estadio Olímpico de Tokio. No se ha visto una doble medalla de oro en
los Juegos de Verano en 113 años. Esta es una imagen memorable en la historia
olímpica.

Katie Ledecky – Confianza en uno mismo
Una leyenda viviente: el nadador estadounidense de 24 años ha ganado 10 medallas
en los Juegos de Verano y tiene más medallas de oro individuales (6) que cualquier
nadador de la historia, excepto Michael Phelps (23).
Ledecky deja Tokio 2020 con cuatro medallas que se suman a su exitoso legado
olímpico. Katie ya se está preparando para París 2024, donde seguramente hará
historia.

Nadia Comăneci – Buscando la perfección
Todavía no podemos olvidar (y no lo haremos) su legendaria actuación en los Juegos
Olímpicos de Montreal de 1976. La atleta rumana se convirtió en la primera gimnasta
en la historia olímpica en alcanzar la puntuación perfecta de 10.0 en las barras
asimétricas; Nadia hizo historia cuando solo tenía 14 años. La perfección se puede
combinar con los valores del espíritu deportivo.

La gloria es para todos si somos capaces de aplicar estos valores en nuestra vida
diaria. Esto es posible, puede comenzar leyendo estos libros para inspirarse en los
mejores atletas.

Comentarios Facebook