Tips para disfrutar tu alimentación sin remordimientos

0
321

Una de las actividades que más disfrutan las personas es comer. Hay quienes esperan con ansias la hora del desayuno o cena, otras el momento del postre, e incluso hay quien espera fechas especiales como algún cumpleaños o Navidad, ya que se preparan platillos especiales elaborados con ingredientes de temporada.

Sin embargo, dentro de estos momentos, muchas veces llegan a nuestra mente pensamientos encontrados o de culpa por no seguir una alimentación balanceada o “darnos un pequeño gusto culposo”. Por esta razón, Adriana Puente, nutricionista mexicana, y Galletas Marián, traen para ti algunas recomendaciones que te ayudarán a encontrar ese equilibrio entre una dieta saludable y comer sin sentir culpas para disfrutar de momentos de relajación con la comida.

Alimentación real

El tratar de comer de manera “perfecta” puede hacer más mal que bien. Es importante entender que una alimentación perfecta no existe y que el aspirar a comer solamente comida saludable, puede convertirse en una peligrosa obsesión y crear problemas de estrés y en nuestra relación con la comida.

Mente y cuerpo

Una dieta saludable no es solamente lo que se come, sino también cómo se come: con qué mentalidad, con qué sentimientos. En este cuadro de alimentación lo más importante es el balance y respetar los tiempos de comida, así como realizar actividades físicas.

Variedad de alimentos

Una alimentación saludable puede contener todo tipo de alimentos. Lo más valioso es consumir la mayor parte del tiempo productos que aporten los nutrientes necesarios para que el cuerpo funcione de manera adecuada.

Comer sin culpa

De nada sirve comer solamente alimentos saludables si, por otro lado, al comer algo ultra procesado o “no tan sano”, solo produce estrés, culpa, vergüenza y ansiedad. Todos los alimentos cumplen una función en cada persona, solo se debe encontrar un balance para disfrutar de cada uno de ellos.

Un momento para nosotros

A veces se quiere disfrutar de un tiempo de relajación e intimidad. Quizá en ese momento el cuerpo pida un alimento dulce, y no una ensalada. Esto no tendría por qué ser un problema, escuchar al cuerpo y darle lo que realmente quiere no es algo malo.

Para estos instantes, una excelente opción es disfrutar del sabor y variedad de Galletas Marián, perfectas para un momento de break, un acompañante en una tarde de películas, de snack, café con los seres queridos y para consentirte en equilibrio.

Comentarios Facebook