¿Qué habilidades ayudarán a un líder a enfrentar los próximos desafíos?

0
277

La profesión de recursos humanos se alinea cada vez más con el liderazgo estratégico y el conocimiento especializado que permite implementar las mejores prácticas para el desarrollo organizacional e influir en la evolución de la forma de trabajar para ayudar a las organizaciones a prosperar en un entorno complejo y cambiante.

Casi el 60% de los líderes de recursos humanos informan que desarrollar habilidades y competencias críticas será su principal prioridad en 2022, según una encuesta realizada por Gartner a más de 500 líderes de recursos humanos en 60 países [1].

“Para lograr lo anterior se requiere una combinación de habilidades que distinga a los líderes de recursos humanos como impulsores del desarrollo, el compromiso y la productividad; satisfaciendo las necesidades de habilidades en constante evolución; para ello es fundamental que los líderes sean los primeros en contar con el conocimiento profundo del área, que les permita ofrecer una visión sobre el estado de las habilidades disponibles y las requeridas para la organización”, apunta Manuel Gandarilla, gerente de Cultura, Comunicación y Desarrollo de Universidad Tecmilenio.

En este sentido Universidad Tecmilenio, institución educativa enfocada en formar profesionales que cuenten con las competencias más valoradas en la economía de mercado global, comparte tres habilidades fundamentales y distintivas de los líderes de recursos humanos estratégicos, que repercuten en cerrar las brechas de desarrollo y contribuyen a adoptar ese enfoque centrado en las habilidades para la gestión del talento en el entorno actual, las cuales forman parte del programa educativo de su Máster en Dirección del Capital Humano.

  1. Pensamiento innovador

El líder con pensamiento innovador está impulsado por la curiosidad y la búsqueda de aprendizaje permanente para encontrar nuevas formas de fomentar el crecimiento de la fuerza laboral en general. Además, este tipo de pensamiento le permite proponer y configurar los espacios adecuados dentro de las organizaciones para que los colaboradores desplieguen sus ideas en un entorno de confianza y desarrollen las habilidades requeridas, con lo que se refuerza el compromiso.

La innovación también se traduce en agilidad para adoptar nuevas tendencias y actualizarse en el uso de tecnologías que representan un ahorro de tiempo para las empresas, al facilitar el intercambio de información y retroalimentación continua basada en métricas.

La importancia de la innovación en los procesos cotidianos (64%), la inversión en nuevas tecnologías y metodologías de trabajo (56%), aunado a la flexibilidad laboral (71%), fueron algunas de las lecciones aprendidas por las organizaciones respecto a la pandemia [2].

 

  1. Pensamiento estratégico

En el entorno actual, las organizaciones requieren que los profesionales de recursos humanos se conviertan en aliados estratégicos para contribuir al impulso y logro de los objetivos de negocio, mediante el desarrollo de soluciones innovadoras para los problemas organizacionales.

Para lograrlo, los líderes de recursos humanos deben tener un pensamiento estratégico que conecte las aspiraciones comerciales con el bien más valioso de la organización, su gente; atendiendo sus necesidades y su desarrollo en las habilidades y competencias críticas.

El adecuado conocimiento de la organización y sus objetivos a corto y largo plazo, la interacción con la alta dirección, y la comprensión de las personas que conforman la organización; les permitirá influir en el desarrollo de soluciones para atender el rendimiento esperado.

  1. Comunicación efectiva

Poseer sólidas habilidades de comunicación es indispensable para un líder de recursos humanos, considerando que los mensajes claros y efectivos pueden ayudar a comprender mejor los roles, incentivar a la acción, impulsar los resultados, aumentar la lealtad y evitar conflictos.

Los colaboradores tienen expectativas de comunicación y cuando no se cumplen o no ven valor y significado en sus tareas cotidianas pueden sentirse desmotivados. La mala comunicación puede reducir la motivación y el compromiso, lo que conduce a tasas altas de ausencia y reducción del esfuerzo.

De acuerdo con el estudio “El costo de las malas comunicaciones”, aplicado a 400 grandes empresas y 100,000 empleados, el costo de las barreras de comunicación en el lugar de trabajo ascendería a $62.4 millones por año para las organizaciones [3]. Por otra parte, cuando este proceso se lleva de manera adecuada, incrementa la productividad de la empresa, la motivación, el sentido de pertenencia, la lealtad y el compromiso, en lo cual el equipo del área de capital humano tiene un rol esencial.

Los líderes de recursos humanos que muestren interés por conocer las nuevas tendencias e incorporen ese conocimiento a las mejores prácticas, estarán más aptos para enfrentar los próximos retos del entorno laboral. La capacitación continua es la mejor herramienta para impulsar el éxito en las organizaciones, ya que permite adquirir, actualizar y aumentar las competencias y habilidades que se requieren para lograrlo.

 

Para conocer acerca del Máster en Dirección del Capital Humano que ofrece Universidad Tecmilenio puedes visitar el siguiente enlace: https://universidad.tecmilenio.mx/master-en-direccion-del-capital-humano.

Comentarios Facebook