LA GUERRERA, arte desde la periferia a la Ciudad de México

0
428

Por Maximiliano Pelozo

 

En pleno Centro Histórico de la Ciudad de México se encuentra ‘La Guerrera’, un proyecto artístico independiente con residencias para artistas emergentes.

Para contarnos sobre ‘La Guerrera’, nos acercamos a conversar con los fundadores Gonzalo García y Gerardo Muñoz, quienes nos recibieron en su galería.

Llegamos al edificio donde nos citaron la tarde del jueves, en medio del ruido propio de la ciudad.  Allí nos recibe Gerardo, inmediatamente subimos unas escaleras y ese sonido urbano comienza a diluirse hasta desaparecer. Entramos a un amplio living donde vemos apoyados contra las paredes unos lienzos de metro y medio, por metro y medio aproximadamente, algunas de éstos, están en proceso y  otras son piezas finalizadas, resulta ser la obra de Gonzalo García.

Durante todo el recorrido vamos a ir encontrando colgadas de las paredes obras de los artistas residentes. La galería cuenta con otras tres habitaciones más que funcionan como talleres, y en cada una se distinguen los diferentes estilos de quienes allí desarrollan su obra.

En ‘La Guerrera’ se respira arte desde el momento que cruzamos la puerta.

Gonzalo, es artista visual, con una extensa carrera artística, ha sido acreedor en tres ocasiones distintas de la Beca para jóvenes creadores Fonca.

Por su parte, Gerardo es oftalmólogo y coleccionista, con una vasta experiencia en el mundo del arte, ya que desde su época de estudiante ha forjado vínculos con distintos artistas, y desde esa época se remonta su historia como coleccionista.

¿Qué es y cuándo nace ‘La Guerrera’?

GERARDO: Con Gonzalo somos amigos hace muchos años, y desde hace un tiempo teníamos la idea de crear un espacio como éste. Al proyecto lo iniciamos hace poco más de ocho meses; sabíamos que buscábamos que ‘La Guerrera’ sea un espacio donde la prioridad sea siempre, el artista, donde sea bien remunerado y sea él quién se lleve el mayor porcentaje de la venta de la obra. Buscamos ser una galería dónde los artistas deseen pertenecer, se sientan respetados y valorados.

El proyecto no es estático, va mutando de acuerdo a las circunstancias y necesidades. Comenzamos con residencias de seis meses, luego las prolongamos a un año.

Tenemos en claro que queremos ser una plataforma igualitaria, es por eso que a mitad de los residentes son mujeres. No buscamos levantar banderas que no nos pertenecen, no somos activistas, pero sí queremos tener una actitud desde lo práctico, tener una mirada hacia adentro y que esa igualdad sea el concepto que unifique a ‘La Guerrera’.

‘La Guerrera’, es un proyecto artístico y curatorial independiente, el cual tiene como objetivo ser una plataforma para difundir el arte emergente, enfocado particularmente en dibujo y pintura, que se producen en las periferias del país o los “otros centros” del país y traerlo a Ciudad de México.

Funcionamos como una especie de comunidad, donde jóvenes artistas de diferentes partes de la república confluyen en este espacio. Al ser personas de edades, procesos, entornos similares, se genera una conexión natural entre ellos.

GONZALO: Con las residencias logramos también conocer a los artistas como personas: sabemos quiénes son, hacia donde van, cómo realizan sus piezas, qué es lo que están pensando; por lo que resulta ser un proceso más integral. Esto se contrapone un poco a la forma de trabajar de otras galerías, donde en general ya existe una línea curatorial específica y, a partir de allí, se buscan a los artistas que puedan anexarse a eso, que no digo que esté mal sino que es otra forma abordarlo, creo que en el fondo termina siendo más bien una cuestión estética o de temática.

¿Cuál es el propósito de la galería?

GERARDO: ‘La Guerrera’ es una plataforma de difusión, vínculo y venta de obra entre artistas emergentes y coleccionistas, con un enfoque primordial en nuevos clientes coleccionistas que quieran iniciar o acrecentar su colección de arte.

Nuestra idea que el trabajo del artista sea remunerado con justicia, y que al final del negocio todas las partes estemos conformes.

Afortunadamente cada vez más gente nos va contactando para consumir el arte que se produce y / o exhibe en ‘La Guerrera’; ya que estamos presentes en las distintas ferias, así como también en redes sociales, y esto hace que con el tiempo nos vayan conociendo más y más personas.

Somos un grupo o proyecto de amigos que nos la pasamos bien. Ese grupo fue creciendo y lo sigue haciendo día tras día de una forma muy orgánica. Nunca quisimos ser una galería tradicional, más bien lo contrario.

Nuestro objetivo es que tanto quién realiza, quién compra y quien distribuye la obra, esté satisfecho al final del día.

¿Cuántos residentes hay actualmente en ‘La Guerrera’?

GONZALO: Son doce los residentes y vamos a cerrar el año con estos residentes, que además la galería los absorbe como artistas. De todos modos, adicional a ese grupo, trabajamos con otros doce artistas invitados.

Por el momento no buscamos añadir más artistas, creemos que es un número interesante el que tenemos en la actualidad.

Al ser un proyecto joven, existe la posibilidad que algunos de estos artistas sean fichados por otras galerías, y nosotros estamos abiertos a que eso suceda. Esto da espacio a que, tal vez en uno o un par de años, renovemos el grupo y anexemos nuevos.

Tratamos de ser muy cuidadosos y respetuosos con los artistas que invitamos a formar parte.

¿Cuáles son los planes a futuro del proyecto?

GONZALO: Nos gustaría que en el futuro este espacio se convierta un poco en un laboratorio, donde tengamos la posibilidad de experimentar con piezas más arriesgadas, de mayor tamaño. Comenzar a dejar de lado lo exclusivamente pictórico y que las obras pasen a ser más instalativas. Si bien hay artistas más o menos permeables a la creación de instalaciones, queremos que al menos tengan la posibilidad experimentarlo.

Queremos que ‘La Guerrera’ vaya creciendo de la mano de los artistas, donde poco a poco puedan ir subiendo el precio de sus obras en base al crecimiento de sus carreras.

GERARDO: Deseamos estar preparados para acompañar a los residentes en sus búsquedas, de ir un poco más allá de la pintura y abordar el resto de las concepciones. Que esté la posibilidad de salirse del lienzo.

Tenemos en mente iniciar un programa de formación continua, que abarque desde brindar herramientas técnicas de pintura, como el pago de impuestos, presentar un proyecto, etc. Es decir, brindar una formación integral para los artistas.

Como dijo Gonzalo, buscamos que ‘La Guerrera’ crezca a la par de los artistas que la componen.

 

 

Los invitamos a conocer más sobre el proyecto en… @laguerrera_mx

Comentarios Facebook