‘G-SHOCK’ solo para buzos profesionales

0
788

Por Oscar Roldán.

 

G-SHOCK anuncia la presentación del accesorio para buzos FROGMAN GWF-D1000, realizada  en el marco de Basel 2016. Esta es una nueva adición a la línea de relojes resistentes a impactos de G-SHOCK. El GWF-D1000 está equipado con tres sensores y ha sido ideado para soportar las aventuras acuáticas más extremas.

Los modelos FROGMAN pueden sumergirse hasta 200 metros y lucen una forma asimétrica que permite la libertad de movimiento de la muñeca. Desde que se lanzó el primer FROGMAN DW-6300 en 1993, Casio introdujo el DW-8200 (1995) hecho con piezas inoxidables de titanio, el DW-9900 (1999) con un pequeño factor de forma, GW-200 (2001) alimentado por energía solar y el GWF-1000 (2009) que recibe señales de radio para calibrar el tiempo, desde seis estaciones emisoras internacionales.

El FROGMAN GWF-D1000 representa otro gran paso en el progreso de estos relojes con tres sensores de precisión que miden la profundidad del agua, la temperatura y orientación del compás, además de estar creado para su uso bajo condiciones extremas como el rescate marino.

La función de profundidad del agua mide hasta 80 metros con incrementos de 10 centímetros; la de temperatura calcula con incrementos de 0.1 grados Celsius; mientras que la brújula, cuenta con compensación auto-horizontal, calibra la orientación aún cuando se ladea. Estos sensores proveen medidas en tiempo real para ayudar en búsquedas submarinas y actividades de rescate.

El modelo viene con un amplio rango de características profesionales como el gráfico de marea que muestra las olas altas y bajas, memoria de sucesos para rastrear el buceo (hora de zambullida, profundidad máxima y temperatura más baja), complementado por una alarma de exceso de velocidad de ascenso.

Asimismo, el GWF-D1000 se aventura con otras cualidades que le suman durabilidad. Mientras mantiene la silueta asimétrica de los FROGMAN pasados, éste luce un cristal de zafiro resistente a rayones y una correa reforzada con injertos de fibra de carbono. El reloj cuenta con botones grandes que son fáciles de manipular aún con guantes. La parte trasera de la caja tiene un recubrimiento de carbono tipo diamante (DLC, por sus siglas en inglés) y el ícono de FROGMAN con un estilizado rescatista sumergiéndose en las oscuras aguas del océano con una linterna en mano.

El modelo Frogman GWF-D1000 de G-SHOCK estará disponible a la venta en julio en G-Factory, WMW, Liverpool y El Palacio de Hierro como edición limitada a un precio de 17,900 pesos aproximadamente.

 

 

Comentarios Facebook