ESPACIO UNIÓN, un espacio para artistas

0
322

Por Maximiliano Pelozo

 

Recorriendo las pintorescas aceras de Colonia Escandón, Ciudad de México, mientras disfrutamos de la arquitectura, que aún conserva gran parte de las construcciones de primera mitad del siglo XX, en uno de los vértices de la sección II vamos a encontrar a Espacio Unión.

Precisamente en la calle Unión 221 de Colonia Escandón, nos toparemos con un frente vidriado de unos tres metros y medio de longitud, que nos permitirá dar un primer vistazo a la muestra que se esté exhibiendo. Pero esto es solo una parte del espacio, ya que contiguo a esta sala hay un galpón de veintiocho metros cuadrados, algo que hace bastante particular a esta galería.

En estos momentos, en la sala 1, hasta el 24 de Abril se puede visitar la muestra “Vitriolum” de Renato Ornelas, artista plástico mexicano. En estas obras lo vamos a encontrar a Ornelas como un alquimista pictórico, en su investigación entre lo esotérico, lo místico, los símbolos religiosos, patrios y mercantiles. Una obra más que interesante que nos va a permitir hacer una visita al interior de la tierra.

Por otro lado, del 24 de marzo al 7 del corriente, en la sala 2, tuvimos la posibilidad de ver “Ni tan popular” de Barbara Arcuschin, una serie de fotografías de retrato que la artista fue realizando en diferentes ciudades, donde las personas allí retratadas muestran una particularidad diferente. Destaca de la obra el soporte elegido para estos retratos, en algunos casos impresiones sobre cerámica.

Unión es un espacio independiente para exhibición de pintura y otras disciplinas del arte contemporáneo. Para que nos cuente la historia del sitio y la suya propia, nos acercamos a conversar con José Castañeda Lepov, dueño de la galería, que nos atendió en su oficina ubicada dentro del inmenso galpón.

¿Cuándo nace Espacio Unión?

Es una larga historia: yo soy artista plástico, estudié comunicación y publicidad. Hace varios años atrás, junto a otros tres amigos diseñadores, rentábamos este espacio y lo utilizábamos como estudio y taller. Le dábamos uso solo a esta parte de arriba y a la parte de abajo la rentábamos para proyectos culturales, tales como conciertos, performances, presentaciones, exposiciones. En ese momento asesorábamos a los artistas, pero no estábamos involucrados en la curaduría.

Luego un día nos comunicaron que demolerían este lugar para construir un edificio. Allí  tuvimos que separarnos e irnos cada uno por nuestra cuenta, yo por mi parte me fui a otra ciudad.

Pasado un tiempo yo seguía pasando por la puerta y me encontré con que rentaban lo que hoy es la sala 1, el espacio más pequeño, que se encuentra al lado de donde estamos ahora, donde anteriormente fue una reaccionaria de automóviles. Por lo tanto, en 2019 lo renté, volví a armar mi taller y  poco tiempo después lo convertí una sala de exhibiciones, allí nació Espacio Unión.

Con el correr del tiempo, donde iban a construir el edificio continuaba abandonado y no había indicios que comenzaran con las obras. Entonces en septiembre del año pasado me puse en contacto con el dueño y tomé posesión de este espacio más amplio, por lo que ahora Espacio Unión quedó conformado por dos salas: una más pequeña (sala 1) donde se exhiben las obras que van a estar más tiempo expuestas, normalmente unas cinco semanas; y la otra (sala 2), que es el galpón , generalmente la utilizamos para las aperturas y clausuras de las muestras, que es cuando más afluencia de público hay, para muestras con un tiempo más corto de exhibición o necesitan más espacio físico, para performances y también hemos realizado algunos conciertos allí.

¿Cuál es el criterio que utilizas al momento de elegir la muestra de un artista?

En general son bastante variados los estilos al momento de la elección, depende mucho del proyecto. No necesariamente me enfoco en pintura o performance, busco que tengamos algo en común.

Cuando comencé el proyecto buscaba que sean artistas con una carrera joven sin importar su edad. Sin ir más lejos, nuestra primer exposición fue de una señora de 85 años que pintaba hacía tres y tenía en su haber más de 300 pinturas.

La idea siempre fue que sea como una plataforma para impulsar a nuevos artistas, una especie de semillero. Queremos darle espacio a que los artistas, que puedan mostrar sus obras y tengan un lugar donde exhibir su arte, porque sabemos que está difícil encontrarlo.

De todos modos ese concepto ha ido mutando, debido que a varios artistas ya más consolidados les ha gustado el espacio, el programa, el ambiente, la idea y quisieron exponer aquí, formar parte del proyecto básicamente.

Hasta el momento hemos hecho más de treinta muestras, de unos ochenta artistas diferentes, de distintas edades, nacionalidades, disciplinas y carreras artísticas.

¿Cuáles son los planes a futuro de Espacio Unión?

En principio tenemos la idea de hacer una residencia para artistas, queremos tener un alojamiento para que puedan vivir aquí, trabajar en el taller y culminar con una exhibición. Para que esto suceda debemos definir algunas cosas aún, pero ese es nuestro proyecto a futuro.

De estos tres años del espacio ¿qué conclusión sacarías?

Lo me ha gustado mucho en este tiempo es que logramos una conexión entre el púbico y el creador de la obra. Al manejar la exposición por citas, tratamos de ponernos de acuerdo con los tiempos del artista para que esté presente y pueda dar su propia visión de la obra. Yo creo que ese es el gran valor de la galería, esto es algo que le gusta mucho al público en general y a los artistas.

Comentarios Facebook