Entrevista exclusiva con Casa de la Amistad

0
524

Conexión360 entrevistó al Lic. Alvaro J. Altamirano, Presidente del Patronato de Casa de la Amistad, para niños con cáncer I.A.P, en el marco de la entrega del Informe Anual 2021, quien muy amablemente nos atendió un par de preguntas y nos platicó sobre las actividades que desarrollaron durante Pandemia, para poder hacer un recuento de todas ellas se realizó este importante evento en el Club de Industriales.

Alvaro comenta que durante los dos años de la Pandemia no les fue tan mal, como se podría haber imaginado, al contrario, “tenemos la obligación de que cada año sea mejor. Si con la pandemia y un tema de crisis, teniendo a muchas empresas que quería sobrevivir y muchas personas que tenían que salir adelante, ese fue un escenario real para todos”.

Si en una época difícil logramos transformar esa crisis, en una oportunidad, imagínate lo que ahora tenemos por delante, una gran responsabilidad de salvar muchas más vidas de jóvenes con cáncer, ese es el gran objetivo que tenemos ahora, elevar su nivel de vida con todos los recursos que tenemos, invertirlos de la manera más eficiente y productiva, afirma.

El desabasto de medicamentos, y la problemática de los niños con cáncer, fue una publicidad gratuita que aprovechamos, porque la gente y sociedad en general se volvieron más conscientes de lo que estaba pasando y del problema real que existía de los niños con cáncer.

Todas las fotos son propiedad e Conexión360. Fotos de Oscar Roldán.

En el Patronato hay más de 30 personas que se preocuparon por tener fondos, más 120 voluntarias, señoras que ponen toda su dedicación para los niños de Casa de la Amistad. Tenemos un equipo de más de 90 colaboradores, con todos ellos me tocó liderar una época de crisis en la cual, logramos hacer entender que si no cambiábamos las noticias negativas y las transformábamos en acciones positivas, no íbamos a salvar muchas vidas.

Fue una situación de crisis, que dio como resultado una gran área de oportunidad. Esto fue una enseñanza de vida, cómo una situación compleja, la puedes convertir en una situación de felicidad para las niñas, niños y jóvenes con cáncer.

Recuento de esfuerzos y motivación, son dos elementos que hay que resaltar de todo el equipo de Casa de la Amistad, porque los resultados se pueden ver, están ahí, la causa no se abandona, al contario se le inyecta pasión por salir adelante.

La vida de un niño es invaluable y la verdad es que nosotros queremos salvar más vidas, porque finalmente dependen de nosotros. Atendemos a los niños que tienen menores recursos, que no tienen seguridad social, no tienen ISSSTE, no tienen dónde acudir por un medicamento.

Imagina que te dijeran que tu hijo tiene cáncer y por el simple hecho de tener hijos sanos, en buen estado, das todo. Cuando sabes y conoces la problemática de una persona de escasos recursos con un hijo con cáncer, das todo y eso genera una gran pasión por ayudarlos y sacarlos adelante, como si fueran tus propios hijos.

Es de reconocer todo lo que Casa de Amistad ha construido en 30 años, no sólo en Ciudad de México, sino el crecimiento que han logrado en el interior de la República Mexicana.

Yo espero que logremos y ya lo estamos empezando hacer, la institución líder del tratamiento de cáncer de nuestras niñas, niños y jóvenes con cáncer infantil. Yo veo a Casa de la Amistad, liderando un proyecto tan relevante, y es que todo México se entere de cómo prevenir el cáncer, de que todos los padres sepan a donde pueden llevar a sus niños, queremos darles ese amor, esa esperanza, y esa vida que tanto necesitan y aumentar de un 54% el nivel de sobrevida, a llegar a estándares internacionales de un 85%.

Eso es lo que queremos hacer invertir los todos recursos que hemos procurando de la manera más eficiente, para lograr salvar más vidas, ese es el objetivo, esa es nuestra pasión y hacia allá vamos todos juntos.

Los sueños hay que soñarlos, para hacerlos realidad. Un sueño que tengo es convertir algunas cosas en oportunidad y en Casa de la Amistad nos encantaría tener presencia en absolutamente en todos los hospitales del país y que todas las enfermeras y todos los médicos sepan perfectamente cómo detectar el cáncer infantil y cómo aplicar un medicamento adecuado, eso sería un verdadero sueño que pretendemos en mediano plazo y hacerlo realidad.

Nuestro lema de hoy y de siempre, es hablar de cáncer, es hablar de vida, con esta frase terminamos la entrevista.

Fotos de Oscar Roldán N. Material exclusivo y propiedad de Conexión360.

Comentarios Facebook