“Ecosistema de valores, generador de reactivación”…las empresas, son el motor económico de México

0
227

Es momento de darnos cuenta de que a México lo sostienen las empresas que trabajan en pro del país, la industria privada que pese a la falta de inversión sigue generando empleos, innovación y competitividad, y no los apoyos gubernamentales, o entidades como Pemex. Así de tajante fue Ana María Olabuenaga, fundadora de Olabuenaga Chemistri, durante su participación en el panel “Ecosistema de valores, generador de reactivación”.

En la Cumbre 1000 Empresas más Importantes de México, organizada por Mundo Ejecutivo, la autora del libro “Linchamientos Digitales” aseguró que la gente no termina de entender que somos un país que sale adelante y se mantiene gracias a las empresas, pequeñas y medianas en su mayoría, por eso no es momento de callar: “los empresarios tienen que levantar la voz, darse a notar y hacer la diferencia comunicando lo fundamentales que son cuando se trata del beneficio a la comunidad”, refirió.

Es una realidad que las pymes (pequeñas y medianas empresas), que son el pilar de la economía nacional, no han sido apoyadas. Además, el empresariado mexicano ha sido catalogado como estafador y ventajoso. Ésta es una gran oportunidad para eliminar esa mala imagen a través de la comunicación.

“Es una narrativa engañosa que surge desde el desconocimiento y el prejuicio del político hacia el empresario. No necesitamos un gobierno en contra de las empresas, ni viceversa, porque no llegaremos a ninguna parte. El reto es generar mejores vínculos y diálogos, hacer negocios en paz y apoyar a las empresas que están cambiando el mundo”, añadió Claudio Flores, CEO de Altazor Intelligence y Presidente del Consejo directivo de la Alianza por el Valor Estratégico de las Marcas (AVE).

Las compañías tienen que alzar la voz y decir cómo son relevantes, qué hacen, cómo solucionan las cosas, cuál es su propósito con el que buscan cambiar el mundo con un impacto positivo. Eso las volverá relevantes. “El silencio mata”, apuntó Sergio López, Presidente Ejecutivo de la AVE, quien moderó el panel. Por eso, en medio del inmenso silencio que hoy mantienen, hay que hablar para motivar el valor de la iniciativa privada para generar reactivación económica, defender las marcas y dejar claro que son ellas las que sostienen a este país.

Por otro lado, es necesario que las empresas conozcan a quién va dirigido su mensaje, qué necesidades tienen esas personas, cuáles son sus expectativas y, sobre todo, asegurarse de representarlas bien.

“Hay, por lo menos, 10 años de movimientos importantes en los que las personas exigen estar en el centro; el feminista y el protagonizado por la comunidad LGBT+ son algunos de ellos”, detalló Rosario Zavala, socia directora de Lexia Insights & Solutions.

“Estamos en un momento vital en el país porque la gente está valorando lo local, no hay mejor oportunidad que ésta para abanderar las causas e impulsar la comunicación desde la igualdad y la inclusión”.

En este sentido, la también Presidenta del Comité de Igualdad & Inclusión de la AVE, recomendó a las empresas centrarse en las 3 nuevas “P” de la mercadotecnia:

  • No se trata de lo superficial, sino de realmente tocar las fibras de las compañías y cambiar desde adentro, solo así se puede aportar verdadero valor a la comunidad. El cambio se genera en todos los involucrados.
  • Propósito. Más allá de las utilidades, que son importantes porque activan el ciclo económico y generan empleo, es importante que las firmas tengan claro para qué existen, que lo transmitan y que lo cumplan.
  • No se puede permitir el crecimiento de una organización si no se cuida la salud de las personas, ni los recursos naturales. Las empresas tienen que aprender a ser sustentables y poner sus productos en una cadena productiva que garantice valor para los consumidores.

“La gente ya no compra productos o servicios, hoy adquiere los valores de las empresas. Las marcas son generadoras de bienestar, no solo de riqueza, y las personas lo entienden, por eso no hay que adoptar nada por moda”, añadió Sergio López.

Ana María Olabuenaga apuntó que para la generación Z, que es la mayoría de la población en el mundo, estas causas son fundamentales, por lo que tienen todo el poder de rechazar y cancelar a las empresas con mensajes forzados. “Para ellos es muy relevante, se toman las cosas desde lo personal y no ceden con las causas que les interesan. Ellos no perdonan y las compañías lo tienen que entender”, advirtió.

Bajo esta misma perspectiva, Claudio Flores reiteró la importancia de entender cómo conectar con la audiencia a través de historias y narrativas importantes, pues según información compartida por Kantar, una persona está expuesta a 13,000 estímulos de comunicación al día, volviendo relevante la capacidad de las marcas por construir mensajes 100% atractivos.

“Estamos en un entorno retador, en el que por primera vez todos compartimos el mismo miedo a morir. Debemos entender que una buena comunicación sirve para enfrentar el cambio de la realidad de los consumidores. La clave está en la manera en que las empresas toman decisiones”, concluyó.

Comentarios Facebook